Ejercicio de escritura automática II

Palabras obligatorias: mapa y puerta.

Tiempo máximo: diez minutos.

De los mares del Caribe hasta la India, no hay un solo pirata que no haya oído hablar de La Fortaleza de los Trece Cerrojos. Cuenta la leyenda que, en una isla perdida en un rincón recóndito del océano, había una fortaleza que albergaba los más increíbles tesoros que un pirata podría soñar. Escondía montañas de doblones de oro, joyas plagadas de piedras preciosas y la pieza más codiciada de todas: una espada que, quienes conocen la historia, afirman que perteneció al mismísimo Robert Tres Ojos, el pirata más temido de todos los tiempos. Le llamaban así porque en una pelea perdió su nariz. Un soldado inglés se la rebanó con su espada, y desde entonces no le quedaba en su lugar más que un negro agujero. Según dicen los pocos que se lo han cruzado y han sobrevivido para contarlo, si en plena pelea le mirabas de frente, daba la sensación de tener tres ojos mirándote fijamente.

La fortaleza que guarda el tesoro está asegurada con la puerta más robusta jamás construida. Tiene nada menos que trece cerrojos, gruesas cadenas que los cierran y, conforme cuentan, dos candados del tamaño de la cabeza de un hombre adulto.

Llevo años detrás de ese codiciado tesoro, y anoche en una partida de cartas, le gané a un marinero francés borracho un mapa que asegura conduce a la isla donde se encuentra. Veremos si es así…

Anuncio publicitario

Un comentario en “Ejercicio de escritura automática II

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s